Ser Hermana Fiel Compañera de Jesús

Ser Hermana Fiel Compañera de Jesús

¿Cómo se llega a ser hermana Fiel Compañera de Jesús?

Tenemos un tiempo de preparación que llamamos formación. Es un proceso de crecimiento personal guiado por una hermana. Mediante este proceso la persona interesada va respondiendo a la llamada a ser fiel compañera de Jesús.


¿Para qué sirve la formación?

Cuando una joven se une a nuestra comunidad empieza a vivir como hermana fiel compañera de Jesús. La formación le ayuda en este camino. El objetivo de la formación es prepararnos para la misión, para que podamos ser instrumentos efectivos en manos de Dios para el bien de su pueblo en cualquier lugar.

¿Cuánto se tarda en ser una hermana FCJ?

Aunque se experimenta la vida de una hermana desde que se llega a una comunidad, hay tres etapas formales de formación antes de hacer votos perpetuos. Se llaman: Postulantado, Noviciado y Profesión Temporal. Después de estas etapas la hermana hace sus votos para siempre, en la profesión perpetua.

Postulantado (entre seis meses y dos años de duración)

El postulantado es un tiempo de crecimiento espiritual con énfasis en el desarrollo personal. Es un tiempo de hacer preguntas y de preguntarse, y finalmente pedir ser admitida en nuestra Sociedad como novicia.

Noviciado (entre dos años y dos años y medio)

Durante este tiempo se anima a la persona que quiere entrar a:

  • Cultivar y profundizar su relación con Jesús, creciendo en la oración y en nuestra espiritualidad a través de la formación.
  • Profundizar su comprensión de nuestra Sociedad de Hermanas Fieles Compañeras de Jesús mediante el estudio de nuestras Constituciones e historia, y mediante la experiencia de vida en comunidad.
  • Crecer en el espíritu de mujer misionera mediante experiencias de servicio o apostolado a otras personas.
Profesión temporal (entre 6 años y 9 años, hasta hacer votos perpetuos)

Esta etapa, que a veces se conoce como juniorado, es una oportunidad para que la hermana que recién ha profesado sus votos pueda vivir plenamente como religiosa.

Cada hermana Fiel Compañera de Jesús sabe que la formación es un proceso que dura toda la vida. Se nos anima a aprovechar oportunidades de formación espiritual, personal y profesional.

Un momento clave en la formación continua de cada hermana es el Tercer Año, un año de estudio y reflexión, que nuestras Constituciones describen como la escuela del afecto.

Leer historias de vocación FCJ.